Historia

Rastan, originalmente lanzado en Japón como  RASTAN SAGA (ラスタンサーガ) es un juego de acción de scroll lateral basado en un mundo de fantasía que vio la luz en 1987 (arcade) de la mano de Taito y posteriormente portado a multitud de plataformas domésticas.

El videojuego nos pone en la piel de un bárbaro con el objetivo de llegar a la guarida del dragón y acabar con él. Durante el transcurso del periplo nos encontraremos enemigos mitológicos como quimeras o arpías.

Control

Los movimientos de nuestro héroe se basan en las 8 direcciones de la palanca y dos botones, uno para ataque y otro para salto.

Cabe destacar la “agilidad” que nos proporciona este juego ya que podemos movernos mientras atizamos a los enemigos (cosa no tan habitual en la época) y de hecho es recomendable porque los enemigos no dejan de aparecer y sin repetirse ningún patrón. Además Rastan es capaz de atacar en el aire y el las cuatro direcciones pudiendo alcanzar enemigos o bien abrir pasos a pasajes subterráneos con la ayuda de nuestro arma.

Rastan3

Desarrollo

La aventura consta de 6 fases (con 3 escenarios cada una) en las que al final de cada una es un castillo en el que encontraremos su respectivo boss o jefe final.

Nuestro bárbaro posee una espada a dos manos pero podía recoger armas a cada cual más potente que la anterior; siendo: Hacha, Maza y Espada de fuego (la mejor) que lanzaba bolas de fuego y con ella eras el amo porque no tenías por qué acercarte a los enemigos.

En el juego también existen otros objetos que nos ayudan en la ardua tarea del guerrero, como la capa, el escudo, los rubíes,… pero los más importantes son la cabeza de carnero (como una cara de cabra) que nos restaura por completo nuestra vitalidad y el anillo que nos permite aumentar la velocidad de ataque.

Rastan5

En la última fase del juego no se puede continuar, por lo que es recomendable perder la última vida en el jefe de la quinta fase y continuar para poder contar con las dos vidas para la última fase

Conclusiónes

Cuando la máquina de Rastan se estrenó yo tenía 9 años y todos la conocíamos como la de Conan (que aunque no es, lo parecía) porque un tío cachas, con taparrabo, botas de cuero y un espadón a dos manos …… ese, si ningún género de duda, era para nosotros Conan, el bárbaro.

Gracias a este análisis he podido echar unas partidas otra vez a este grandísimo juego y he podido rememorar vivencias de la niñez con una sonrisa de oreja a oreja mientras recordaba algunos truquillos que recordaba haber visto cuando jugaban “los mayores”.  Es un juego que (y sucede en unos pocos) ha sabido envejecer convirtiéndose en clásico, porque si te pones a jugar hoy día encontrarás un juego simple, divertido y de acción inmediata con el que conseguirás pasar un rato agradable en un mundo mágico de quimeras, arpías y monstruos de leyenda. Un mundo en el que sólo existes tú contra el mundo…. y ya lo has decidido, vas a acabar con el dragón.

Muchas gracias.

Categorías: ArcadeJuegos

3 commentarios

Joaquín · 28 abril, 2015 a las 13:19

Grande muy grande Jawler , otro juegazo al que me “obligas” a rejugar, y del género que más me gusta, yo contra el mundo, me encanta leer tus análisis, siempre aciertas de pleno y me haces sentir nostalgia de mis tiempos mozos, sigue así.
P.D: Mi recreativa low cost está que no para 🙂 y por cierto yo de criatura queria ser Conan

    jawler · 28 abril, 2015 a las 14:40

    Gracias Joaquin por tu comentario. Estoy contento de que tu “recreativa” no pare 😉

DjLoveR · 28 abril, 2015 a las 16:03

Fantástico análisis Jawler, a mi tb m gustaba mucho Rastan, la musica, ese efecto del corazon cuando te quedaba poca vida, etc… muy Conan todo. Gran juego, para mi mejor que su continuación. Gracias por el review, sigue así!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar